OSA: A través de la crisis.
Artículo  ·  Mar 2021 Por Diana Morales, Leader UX en OSA.

Nos enfrentamos a una crisis siempre. Lo hacemos como especie, en forma individual y colectiva desde nuestra creación.

Cuando creamos OSA ® no fue una excepción. Habiéndonos lanzado al emprendimiento digital casi un año atrás, estábamos frente a la búsqueda de una nueva oportunidad en lo desconocido o a enfocarnos en la experiencia y las redes con las que contábamos en la industria.

OSA ® fue fundada como una idea de aplicar lo aprendido sobre transformación humana a partir de la digitalización móvil. En palabras simples, como cambiar la forma de trabajar a partir de un celular.

Y cada año se ha teñido de crisis.

1er año “El camino que puede ser nombrado, no es el verdadero camino”

Comenzamos desarrollando soluciones para la reposición de productos en los supermercados, con los reponedores y supervisores como usuarios y los supermercados como clientes.

Para un pequeño emprendimiento, la búsqueda de la supervivencia es casi imposible a partir de una gran empresa. Por lo tanto, nuestra primera crisis fue buscar al cliente del retail como usuario.

2do año “Salvemos al mundo”

Entonces creamos una de nuestras soluciones más bellas; OSA Mayor, un sistema de cercamiento electrónico con una interfaz de mapa y un buscador de productos, lo que fue más conocido como “el Waze de la tienda”.

Hasta nos adelantamos a la cadena de supermercados Target, la que lo inauguró en 2017.

Entonces una crisis aún mayor nos esperaba; incluso más difícil que la visión de corto plazo de las empresas en nuestro mercado, nuestra búsqueda de soluciones increíbles como esta nos enfrentó a la pregunta: ¿Ser los más productivos, nos hará ser sustentables?

OSA Mayor nos llevó a soñar con las estrellas y de paso aprender que tan real como enfrentar una crisis, era salir de ella.

3er año “Quiénes somos”

OSA Mayor se quedó en el sueño por ahora.

Perdimos el rumbo, casi la esperanza y lamentablemente tuvimos que desintegrar uno de los mejores equipos con los que he trabajado.

...Nos quedó la visión y lo que más aprendimos a valorar hasta hoy.

Para sobrevivir nos dedicamos a desarrollar software a requerimiento de nuestros clientes, con una pequeña salvedad: sacrificamos ganancias y decidimos que no pasaríamos a llevar nuestra visión sobre el desarrollo tecnológico y la responsabilidad que teníamos en hacerlo cercano a las personas.

La única forma era ser los responsables de crear ese futuro y lograr que nuestros clientes nos acompañaran en el desafío.

El camino, aún difícil, fue soportado año a año por el equilibrio entre las dificultades de ser sustentables, versus el crecimiento que logramos.

4to año “Cierre”

Entonces la mayor de nuestras crisis.

Ante la falta de ganancias, la posibilidad de cerrar parecía inminente.

¿A qué recurrir cuando parece que todo ha fallado?

A lo que aprendimos cada vez que hemos fallado.
Nuestra experiencia.

Ya sabíamos generar modelos de negocio a partir de requerimientos y mejor aún; sabíamos que nuestro valor no estaba en el nombre, ni en el software, ni en la caja, ni siquiera en las patentes. El valor estaba en el equipo.

5to año “Discutiendo OSA como addon”

Nos adentramos cohesionados como equipo al 2020 y veíamos como con la pandemia venía una nueva crisis, pero ya estábamos peritos en enfrentarlas.

Fuimos capaces de aprovecharla, de anticipar las dificultades nuestras y las de nuestros clientes, y usamos eso para crecer un poco más.

Además recibimos una oferta para ser parte de la 3ra compañía de software más grande del mundo. ¿Sería OSA un complemento a un servicio más grande?

6to año “2021 OSA SpA”

Esta vez, la crisis la iniciamos nosotros.

Decidimos rechazar la oferta y seguir por nuestros propios medios, tenemos una visión del futuro, una vaga idea del camino a seguir. Un ímpetu, un equipo.

Seguiremos haciendo frente a las crisis, con experiencia, en forma individual y colectiva, aprovechando las oportunidades que aún nos brinda lo desconocido.

En dedicatoria a todos aquellos que hacen de esta empresa una dulce condena, en el sentido más feliz de la expresión. Con cariño a quienes se fueron y volverán. Con el mayor respeto a quienes nos ayudaron a ser quienes somos.

¡Nos vemos!

Roderick Woolvett
CEO OSA SpA

Hablemos

Nos encanta estar cerca y compartir una taza de café con quienes requieren de nuestro expertise, pero para llegar a eso debemos partir por un mensajito, ¿Te parece?